Ingredientes

Aceite de Oliva

fresh olive oil bottle isolated

El aceite de oliva es el  jugo que se extrae de las aceitunas maduras de entre seis y ocho meses y es sin lugar a duda nuestro oro líquido,  el principal ingrediente de nuestra dieta mediterránea.

Su color va en función de la época de recolección de la aceituna y por supuesto del tipo de aceituna que se utilice.  Los aceites de oliva vírgenes van desde el dorado al verde oscuro, dependiendo de la variedad de aceituna empleada y nunca condicionando su calidad. Su sabor puede ser suave, afrutado, amargo, picante, aromático…

Dentro de la inmensa variedad de aceitunas de la que afortunadamente dispone nuestra geografía, destacaremos las de mayor producción como por ejemplo:

Picual, cornicabra, arbequina, manzanilla, hojiblanca, lechín y así hasta un total de más de 500 variedades según el Consejo Oleícola Internacional.

Diferencias entre aceite de oliva virgen y virgen extra

La diferencia es básicamente su calidad, causada por ser el primero y el segundo extraído. Los dos se obtienen mediante los primeros métodos de extracción, que siempre serán mecánicos pero nunca usaran refinados. El virgen extra es el de la primera extracción, por lo tanto el de mayor calidad.

El segundo en ser extraído es el virgen, algo más bajo en calidad y pureza pero excelente de todas formas.

Además tenemos la tercera variación, que es el aceite de oliva a secas, el que no contiene la denominación de origen de virgen. Se debe a que es una mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen. Es el de calidad más inferior y aquí si se nota ampliamente la diferencia. No obstante sigue siendo bueno para nuestra salud y nuestra cocina.

Beneficios del Aceite de Oliva

Nos aporta muchos beneficios al paladar y por supuesto a la salud.

Regula los niveles de colesterol en sangre, mejorando a su vez las enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis. Ayuda a reducir la hipertensión gracias a los poli-fenoles y el ácido oleico, mejora la función digestiva ya que  actúa como protector frente al exceso de ácidos del estomago, mejora el PH del organismo aumentándolo, actúa  como antioxidante gracias a su contenido en vitamina E (útil para prevenir el envejecimiento). Beneficia nuestro crecimiento óseo.

Desde hace muchos años el aceite se ha usado también en cosmética, tanto de  forma natural y directa como en cremas para mejorar la piel. Actúa como un hidratante y regenerador natural estupendo.