Carnes

Albóndigas de ternera con salsa de uvas

albondigas-de-ternera-con-salsa-de-uvas

Este es un modo muy fácil y agradable de cómo consumir la carne, su textura por ser flácida, la hace muy sencilla de masticar, incluso para aquellas personas que tienen dificultad para comer. Las albóndigas son nutricionalmente muy interesantes dada la riqueza en proteínas de calidad y el escaso aporte graso. Por su parte, el acompañamiento de las albóndigas, le aportará al plato un ligero toque dulce y le añadirá también una variedad de vitaminas y minerales.

Ingredientes

  • Carne picada de ternera
  • Dientes de ajo
  • Cebolla
  • Huevo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • Sal
  • Puerro
  • Pimiento verde
  • Zanahoria
  • Tomate fresco
  • Uvas de moscatel

Preparación

Con la ayuda de una ensaladera, coloca la carne, previamente picada con la ayuda de un cuchillo, el huevo, el perejil muy picado, igual que en el caso de la carne, el diente de ajo, la media cebolla picada en trozos muy pequeños, la sal y la pimienta.

Una vez tengas todo bien picado mézclalo bien y haz unas pequeñas bolitas con los mismos.

Pásalas para rebozar con ayuda de la harina y luego fríelas en aceite de oliva muy caliente.

Después en una cazuela y con un poco del aceite de oliva que habrás empleado para freír las albóndigas, sofríe las verduras cortadas en tiras y el tomate cortado en trozos.

Una vez elaborado el sofrito, añádele casi todas las uvas moscateles, y dale un hervor a todo el conjunto, triturándolo hasta formar una salsa cremosa. Pruébalo y dale un puntito de sal.

Moja las albóndigas con la salsa y déjalas cocer durante aproximadamente unos diez minutos.

Es recomendable que sirvas las albóndigas el día posterior a su elaboración. Conservarlas en el frigorífico y dales un hervor justo antes de que ya estés a punto de servirlas.

Acompáñalas de unas uvas moscatel reservadas para la guarnición, dorándolas en el momento justo en una sartén con una pizca de aceite de oliva y sal.