Carnes

Albóndigas griegas

Meatballs and lettuce

Albóndigas griegas. Receta fácil, sencilla y distinta. Estas son además con una salsa de limón que las hace distintas. A disfrutar niños y mayores.

Ingredientes:

500 g de cordero picado
1/2 cebolla picada menuda
6 c.s. De arroz de grano largo
4 c.s. De perejil picado
2 c. De té de sal
Pimienta negra recién molida
4 c.s. De agua helada
Arroz blanco para servir

Para la salsa de limón:
2 yemas de huevo grandes
2 c.s. De zumo de limón
3 tacitas de caldo de pollo
Sal y pimienta negra recién molida

Preparación:

En un bol grande mezclaremos las carnes de cordero, la cebolla, el arroz en crudo, la mitad del perejil, sal, pimienta y agua helada. Mezclamos todo esto lo mejor posible, las especias deben quedar bien diluídas en agua.

En recipiente aparte pondremos agua a hervir. Cuando rompa el hervor le echamos un puñado de sal. Bajamos el fuego y vamos echando albóndigas, hechas a partir de la masa anterior, una a una en el agua caliente.

Debemos dejar cocer durante 45 minutos. Pensad que el arroz va en crudo y debe hacerse bien. Mientras que las albóndigas se toman su particular sauna nosotros vamos haciendo la salsa de limón.

Batimos las yemas con el zumo de limón y ponemos el caldo a calentar. Añadimos un poco de caldo a las yemas y no paramos de mover. Posteriormente añadiremos todo esto al caldo. Siempre a fuego mínimo y sin parar de mover le iremos dando forma a la salsa. Hay que esperar a que espese pero siempre evitando que el huevo cuaje.

Cuando las albóndigas estén listas, sacando una y abriéndola con un tenedor lo podemos comprobar, las escurrimos muy bien y las disponemos sobre un plato. Salseamos y añadimos el perejil picado.

El maridaje nos exige vino griego o blancos mediterráneos en general. De nuevo deberemos evitar los tintos por el contraste de sabor aunque los rosados, tipo Lambrusco, serían ideales.