Ingredientes

Alubias o Judías blancas

Dry beans

La alubia o judía blanca es una legumbre y es la semilla comestible de la judía. Según su país de origen recibe nombres distintos.

Existen infinidad de variedades y colores. Blancas, rojas, negras, canela y pintas entre otras, pues se calcula que hay más de 300 variedades. Lo que no les cambia es su característica forma de riñón, aunque si su tamaño.

Beneficios de las alubias

Las judías blancas son una fuente importante de proteínas, son ideales para personas que realizan trabajos físicos y son de gran ayuda en época de crecimiento debido a su gran valor energético. También beneficia a los diabéticos y obesos ya que su fibra impide la absorción de muchos azucares. El estreñimiento mejora con la toma de legumbres. Tienen un alto contenido de folatos (compuestos derivados del ácido fólico), por lo que son muy eficaces contra la anemia.  Cierto es que no son recomendables  para aquellas personas que tienen problemas intestinales, en este caso se deberían tomar pasadas por el pasapurés para eliminar la piel que recubre el grano.

Como preparar las alubias

Para cocinar las alubias, es aconsejable ponerlas en agua previamente unas 12 horas. Aumentaran su tamaño, por lo que hay que colocarlas en un recipiente amplio y cubrirlas con el triple de agua. Una vez transcurrido este tiempo se escurren y se pasan por agua fría para eliminar azúcares que sueltan durante el remojo. Deben cocinarse lentamente para mantener íntegras sus propiedades.

Curiosidad

El comino, hinojo o anís verde añadidos a la cocción de las alubias las hace menos flatulentas.

Las alubias son utilizadas para elaborar muchos platos tradicionales. En cada zona de España se utiliza un tipo de alubia, y cada plato tiene su receta. La receta más famosa es la fabada asturiana.