Ingredientes

Apio

Celery.

El apio es una planta de la familia de las Apiáceas. Tiene unos tallos largos y estriados formando una gruesa penca con hojas verdes al final.

El consumo de apio viene de muy antiguo y ya se usaba tanto en cocina como en medicina naturista, por sus propiedades diuréticas sobretodo. Hoy en día se consume muchísimo en España, Italia y Francia.

Existen dos variedades de apio: el verde, de más fácil cultivo, es el que solemos encontrar en las tiendas y el apio amarillo, más apreciado en los mercados.

Aunque durante todo el año encontramos apio, su mejor época es el otoño y el invierno. Debemos elegir los ejemplares que tengan las pencas gruesas, tersas, sin marcas ni picaduras y que tengan un color verde claro o incluso blanco.

Usos del apio

Su uso en la cocina está muy extendido y es que todo es bueno en la planta del apio, las hojas, el tallo y la raíz. Realmente toda la planta tiene un fuerte sabor acre, aunque durante su cultivo, el sabor se va endulzando y adquiere ese aroma tan característico y que lo convierte en un estupendo ingrediente en la cocina.

El apio se puede comer crudo, cocido o en su jugo. Se utiliza para elaborar sopas, fondos de carne, cocidos, potajes, salsas (por ejemplo, a la jardinera, con puerro, zanahorias y cebolla), etc. Consumido en crudo, el apio es un ingrediente muy habitual y recomendado a la hora de preparar ensaladas.

Beneficios del apio

En cuanto a las propiedades nutricionales del apio, cabe destacar que gracias a su alto poder diurético, es muy utilizado también en las dietas de adelgazamiento.

Además este efecto diurético es beneficioso para ayudar al cuerpo a eliminar toxinas y regular la presión sanguínea. También es bueno para calmar los nervios y la ansiedad, remineralizar el cuerpo y hasta ayuda a mejorar la memoria.