Postres y Dulces

Bollitos de miel y requesón

bollitos-de-miel-y-requesan

Una delicia en miniatura, estos bollitos de miel y requesón son bien fáciles de hacer. Mezcla bien los ingredientes para lograr esa masa tan cremosa, suave y homogénea. Respeta la hora de leudado y listos para cocinarse. Además luego de cocidos se bañan los bollitos con miel a gusto, una delicia.

Ingredientes:

2 cucharadas de levadura
2 cucharadas de miel
100 gramos de requesón
3 claras
225 gramos de harina
1 taza de agua
Aceite neutro para freír (cantidad necesaria)
Miel a gusto
1 pizca de sal

Preparación:

Comienza mezclando la levadura junto a las cucharadas de miel y el requesón en un recipiente. Luego añade la pizca de sal y las claras mientras continúas revolviendo hasta obtener una masa lisa y homogénea. Agrega poco a poco la harina y luego el agua sin dejar de mezclar.

Debes continuar revolviendo hasta lograr una masa con textura uniforme y cremosa. Ahora cubre esta masa con papel transparente o papel film y déjala leudar durante 1 hora. Transcurrido ese tiempo, toma la masa y haz pequeñas bolitas con la masa.

Calienta el aceite neutro en una cacerola y verte allí unas 5 o 6 bolitas por vez, según el tamaño de la cacerola. Espera que se doren bien y retíralas. Al retíralas colócalas sobre papel cocina para que absorba el exceso de aceite. Continúa la cocción hasta acabar con todas las bolitas.
Por último, pon todos los bollitos en un recipiente. y rocíalos con miel a gusto, ¡ahora a disfrutar!