Postres y Dulces

Bollos de chocolate

bollos-de-chocolate

 Unos bollos de chocolate son un delicia para deleitarse este invierno, puedes comerlos mientras vas en el metro o en la recámara de tu casa mirando una película. Esta receta es sencilla y rápida de preparar, disfruta de ella.

Ingredientes para la masa:

  • 4 tazas de harina
  • 1/2 taza de azúcar integral
  • 1 pellizco de sal
  • 45 grs de levadura fresca
  • 150 grs de mantequilla
  • 3 tazas de leche
  • 1 taza de zumo de melocotón
  • 3 huevos

Ingredientes para el relleno:

  • 100 grs de mantequilla
  • 200 grs de chocolate amargo
  • 100 grs de fresas
  • 150 grs de azúcar integral
  • 1 huevo

Preparación de la masa:

Pones a calentar el horno a fuego mediano, untas con mantequilla y espolvoreas con harina una fuente y colocas en la heladera. En un plato hondo dispones la harina con el azúcar integral, colocas la levadura en el centro y echas el pellizco de sal por sobre los demás ingredientes.

En un cazo derretir la mantequilla, mientras en un recipiente acomodas: la leche con los huevos y bates ligeramente unos minutos e incorporas esta elaboración en el centro del plato hondo. Con una varita de metal mezclas los ingredientes, añades la mantequilla derretida y comienzas a unir la masa de adentro hacia afuera, si notas que le falta líquido, agregas leche.

Amasas para unificar todo, debes esforzarte para que quede homogénea entonces apartas este plato a un lugar cálido para que pueda leudar.

Preparación del relleno:

Derrites la mantequilla a fuego sencillo y colocas mientras incorporas el chocolate rallado. Una vez que la masa duplicó el tamaño, estiras 1/3 de esta de 2 mm de espesor y repartes en la base de la fuente, amasas el resto y estiras de 3 mm de espesor de forma rectangular.

Pintas la superficie con la mantequilla, esparces azúcar y encima el chocolate rallado, (dejas un borde de 1 cm) pincelas los bordes con huevo batido. Enrollas como un pionono y sellas, luego cortas a lo largo porciones de 2 cms de ancho; dispones las tiras sobre la masa de la fuente de modo espiralado hasta cubrir toda la base.

Dejar leudar y pintas con huevo. Coges el molde y colocas a una temperatura de 180º, hasta que se cocine. Pincha con un tenedor de metal en el centro, si está limpio significa que está cocido y retiras.

Sugerencia: Puedes espolvorear por encima con pasas o avellanas picadas.