Ingredientes

Queso Brie

brie cheese and cracker

El queso Brie es tradicional de Francia, originario de la región francesa Brie. Aunque el término brie se utiliza genéricamente para referirse a este tipo de queso, que se elabora en muchos otros  lugares del mundo. Tan solo dos variedades tienen la denominación de origen, en Francia, el  Brie de Meux y el Brie de Melun.

Características

Se elabora con leche cruda de vaca, aunque hay algunas variedades que se fabrican incluyendo durante su elaboración alguna hierba aromática o se le añade más leche para hacerlo más untuoso.

Está recubierto por una fina capa comestible, que aparece durante el proceso de curación. Es una delicada y aromática corteza formada por el moho Penicillium, de textura aterciopelada y color blanco. El interior es una pasta blanda de color pálido, amarillo claro, de textura muy cremosa y sabor delicado con un sutil aroma frutal y que recuerda algo a la nuez. Cuanto más maduro es el queso más fuerte será su sabor.

Lo encontraremos en el mercado tanto en piezas circulares de forma aplastada, como en cuñas de forma triangular.

El queso Brie, por su textura cremosa y flexible resulta ideal para untar en tostadas (incluyendo la corteza también). Resulta delicioso tanto en aperitivos como en postres, formando parte de una tabla de quesos o de un sándwich. También se suele utilizar fundido sobre carnes y en muchas recetas de preparaciones al horno.

El queso Brie nos aporta muchas proteínas y es una excelente fuente de vitaminas sobre todo del grupo B, calcio y minerales tales como selenio, fósforo y sodio.