Ingredientes

Cabrales

Cabrales cheese

El queso de Cabrales se elabora artesanalmente en Asturias, concretamente en el concejo de Cabrales y el de Peñamellera Alta. Se utiliza leche cruda de vaca, aunque también a veces se mezcla con leche de oveja y cabra, en este caso el queso resulta más picante.

Características

Es un queso de tipo azul, la maduración se lleva a cabo dentro de las cuevas naturales que hay en los Picos de Europa, a una temperatura de entre 8 y 12 grados y una humedad relativa del 90%. Con estas condiciones se consigue que se desarrolle en el queso un tipo de moho, el penicillium y es esto lo que le provoca las típicas vetas de color azul. El proceso  suele durar entre dos y cuatro meses.

Aunque el queso de Cabrales no es único queso azul que se elabora en los Picos de Europa, también aquí se hacen el queso de Valdeón y en Cantabria, el queso picón.

Lo encontraremos en los comercios con la típica presentación, envuelto en papel de aluminio verde y con la etiqueta del fabricante y la contraetiqueta del Consejo Regulador, señal de que son el verdadero y prestigioso queso Cabrales.

Se trata de un queso que no tiene apenas corteza, todo él es de textura blanda y untuosa, de color verde, verde-azulado cuando está maduro y algo más amarillento cuanta más cantidad de leche de vaca tenga. Aunque suele ser de color más bien blanco. Y el olor es muy fuerte, eso sí.

Curiosidades

Ahora hay que desmentir una leyenda que ha envuelto a este queso durante bastante tiempo, y es que se comentaba que tenía gusanos en su interior. Es totalmente falso, esto solo indicaría que un producto se ha manipulado o transportado de forma errónea sin tener en cuenta las garantías higiénicas.

Desde 1981, la elaboración del queso de Cabrales se ajusta al Reglamento de Denominación de Origen, lo que asegura que se han seguido las técnicas artesanales de elaboración y se ha utilizado leche autóctona de la zona.

Por último comentar que se trata de un queso muy saludable y nutritivo, puesto que es rico en calcio, vitamina B5, sodio y zinc, elementos muy beneficiosos para la salud.