Ingredientes

Cacao

Depositphotos_2424340_m

El cacao es el resultado de la fermentación y secado de las semillas del árbol del cacao o cacaotero y es el componente principal del chocolate. El nombre científico del árbol del cacao es Theobroma, que en griego significa “alimento de los dioses”.

El nombre “chocolatl” se lo debemos a los aztecas y fueron los mayas quienes empezaron a organizar plantaciones de cacao. Ya por entonces se consideraba un producto de élite y se le atribuían propiedades energizantes y afrodisíacas.

El cacaotero es un árbol que necesita humedad y calor para crecer y como curiosidad, comentar que sus frutos crecen directamente del tronco y de las ramas más antiguas, hecho bastante inusual.

La corteza del cacao es rugosa y de hasta 4 cms.de grosor, dentro hay una pulpa rosada, viscosa y comestible que encierra  granos blancos y carnosos formando una fila. Estos granos (entre 30 y 50) son las habas del cacao, con forma de judía. Su sabor, en este estado en bruto, es muy amargo. A partir de la recolección de los granos, empieza el largo proceso de secado, fermentación y otras transformaciones para obtener el delicioso chocolate.

Existen distintas variedades de cacao, principalmente distinguimos tres, el criollo, el forastero y el trinitario. Principalmente se cultivan en América Central, Sudamérica, África (Oeste) y Asia.

Usos del cacao

Por supuesto del cacao se obtienen múltiples productos derivados, pero el que nos interesa comentar es el chocolate, por su utilidad en la cocina.

Lo solemos asociar a la elaboración de postres pero el cacao tiene muchas otras utilidades en gastronomía: para elaborar platos salados, aportando sabor a salsas, pastas y carne en general (en este caso siempre hay que optar por el chocolate que tenga un porcentaje de cacao de al menos un 70%).

Propiedades nutricionales del cacao y sus beneficios

El consumo moderado de chocolate es muy beneficioso para la salud. Para empezar, suele producir en el organismo una sensación de bienestar, dado que tiene propiedades estimulantes gracias a la feniletilamina (FEA) contiene. Ésta es una sustancia perteneciente a la familia de las anfetaminas que provoca un estado de euforia y bienestar en el cerebro. Por esto, se recomienda el chocolate a las personas que sufren un desengaño amoroso, están tristes, deprimidas, etc. Y el cuerpo suele “pedirnos” chocolate en otoño e invierno, en épocas de moral baja.

Además el chocolate contiene alcaloides, como la cafeína y la teobromina, que excitan el sistema nervioso, haciendo que estemos más “despiertos” y activos (aunque el café y el té contienen mayor proporción de alcaloides).

Es un alimento muy energético, hay que tener en cuenta que para contrarrestar el sabor amargo del cacao puro, se emplean cantidades variables de azúcar, con lo cual se incrementan las calorías.

También es un alimento rico en antioxidantes gracias a los flavonoides que contiene. Esta sustancia ayuda a combatir enfermedades del corazón y el cáncer y protegen al organismo del deterioro celular y el envejecimiento.

Aún viendo todas las bondades del cacao, que además es rico en magnesio, hierro, vitamina C y fibra, hay que tener en cuenta que las personas que sufran de obesidad, diabetes y con problemas de migrañas y estreñimiento crónico deberán evitar su consumo en la medida de lo posible.