Ingredientes

Calabacín

zucchini in sack

El calabacín es una planta de la familia de las curcubitáceas (como el melón y la sandía), cuyo fruto es comestible y se consume principalmente en los países mediterráneos.

Su mejor época es el verano, entre julio y septiembre que es cuando se recolectan todavía un poco tiernos, aunque, como casi todos los productos hoy en día,  los podemos encontrar también durante el resto del año.

Variedades de calabacín

Dentro de la familia de las curcubitáceas, existen dos subespecies, ovífera y pepo. El calabacín forma parte de esta especie (Pepo) y presenta algunas variedades, en función de su color:

  • El de tipo oscuro, el Samara, de color negro brillante y el Sofía, de color verde medio.
  • Y el de tipo claro, el Grisson, de color verde claro con puntos grises y el Clarita, de color verde muy claro.

Es importante a la hora de comprarlos, elegir los que no son demasiado grandes, pues su carne es menos tierna y además suelen tener demasiadas pepitas. Y por supuesto, que sean firmes al tacto, con la piel lisa, brillante y sin manchas.

Usos del calabacín

En la cocina, suelen emplearse a menudo en las dietas de adelgazamiento por su bajo contenido en calorías (el calabacín está compuesto principalmente por agua y no contiene apenas grasa).

Se puede preparar hervido, en sopa, estofados (acompañando a otros vegetales), rebozados y también se puede consumir crudo en ensaladas.

Como propiedades nutritivas, el calabacín destaca, tal como decía anteriormente, por su alto contenido en agua, pero además posee minerales (sobretodo potasio),  vitamina C y betacaroteno.