Pasta

Canelones de calabacín

canelones-de-calabacin

Este delicioso plato contiene un alto valor nutricional lo cual es muy recomendable  para los más pequeños, es la mejor forma de encantar a una persona que no le gustan las verduras ya que contiene muchas verduras pero con el sabor de la pasta esconde un poco el sabor de estas.

Ingredientes

  • Placas de canelones de los que no hay que cocer
  • Calabacines
  • Queso para fundir
  • Huevos duros
  • Salsa bechamel
  • Pimientos del piquillo
  • Salsa de tomateQueso rallado
  • Cebolla
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Primero lee las instrucciones de los canelones y lávalo con agua, una vez limpios escúrrelos y déjalo sobre un paño húmedo.

Pica toda la cebolla en una tabla para picar luego lávalo y corta en daditos los calabacines.

Fríe los calabacines y la cebolla en un sartén con un poquito de aceite de oliva, hazlo fuego lento y echa un poco de sal para que puedan quedar un poco tiernos.

Sácalos de la sartén y escurre el aceite que habrá sobrado, luego deja que se enfrié un poco y mézclalo con todos los huevos duros ya picados, el queso, y unas cucharaditas de sal con un poco de nuez moscada.

Rellénalo con la mezcla de los canelones, enróllalo y ponlo en una fuente adecuada para el horno, después echa la salsa de tomate en el fondo de la fuente.

A la salsa bechamel le puedes poner el puré de piquillos cubriendo los canelones con esta salsa.

Pon encima, el queso rallado y los pedacitos de mantequilla precalentados a una temperatura de 250º C durante un cuarto de hora hasta que se vaya formando una bonita costra de color dorado. Cuando saque el color ya podrás retirarlo y servirlo.