Ingredientes

Cazón

Fish tomato olive oil, italian traditional recipe isolated on wh

El cazón es un pez que pertenece a la familia de los tiburones (o escualos) pero de menor tamaño y muy apreciado por su carne blanca y jugosa.  Concretamente en nuestro país se encuentra en el mar Atlántico y el Mediterráneo.

Su apariencia física es la siguiente: cuerpo de tamaño considerable, aplastado y largo; de color gris plata (más claro en la zona del vientre) y piel áspera, con ojos ovalados y dientes pequeños, planos y triangulares. Su peso oscila entre los 10 y 15 kilos (aunque se ha llegado a encontrar cazones de hasta 40 kilos) y en cuanto a sus dimensiones, su tamaño suele oscilar entre el metro treinta y metro cincuenta (hay ejemplares de hasta 2 metros).

Como decíamos anteriormente, por su carne blanca, jugosa y de muy buen sabor, es muy apreciado en la cocina. Se puede preparar de muchas maneras, guisado, frito y a la plancha, aunque lo más típico es prepararlo en adobo, sobre todo en la zona de Andalucía.

Se trata de un alimento muy recomendable para las personas que realizan algún tipo de dieta de control de peso. Su carne es muy poco grasa pero a la vez, muy rica en proteínas de alto valor biológico, aportando al organismo todos los aminoácidos necesarios. También contiene vitaminas (A, B y E) y minerales tales como hierro, magnesio, fósforo y potasio.

Normalmente encontraremos el cazón a buen precio en el mercado, aunque también podemos optar por la opción de comprarlo congelado. La mejor temporada de pesca del cazón y por ende, de consumo es desde junio hasta septiembre.

Curiosidades para conocer mejor al cazón

No suele alejarse demasiado de la costa y acostumbra a nadar a una profundidad de 100 metros como mucho.  A diferencia de los tiburones, para cazar suele utilizar el método de la “paciencia”, esperando a sus presas.

Otros nombres por los que también se conoce al cazón son: Trompa de cristal y Tiburón vitamínico.

Son ovovivíparos, esto significa que las hembras retienen los huevos de las crías en su interior hasta que eclosionan y a la hora de la puesta, estas crías tienen ya la forma igual que la de los adultos.

En España, desde el año 2010, el cazón está en la lista roja de pescados que pueden provenir de una pesca insostenible.

Antiguamente los dientes de tiburón se consideraban talismanes de protección ante determinados males. Y en Asia, la sopa de aleta de tiburón es considerada afrodisíaca.