Carnes

Cazuela de pollo

cazuela-de-pollo.thumbnail

La cazuela de pollo puede ser una más que interesante opción para cuando quieras comer algo que tenga como ingrediente a esta noble ave pero que a su vez no sea siempre lo mismo que haces habitualmente. Lo bueno de este tipo de platos es que puedes variarlos sin hacerte demasiado problema y que tu imaginación puede añadirle alguna sorpresa a la receta para darle una vuelta de tuerca que deje a todos satisfechos. Por lo pronto, aquí te proponemos una de las tantas versiones posibles.

Ingredientes:

  • Un pollo deshuesado y trozado
  • Un pimiento
  • Dos cebollas
  • Una zanahoria grande
  • Una taza de salsa de tomate
  • Una taza de caldo
  • Tres patatas
  • Salsa de soja
  • Sal, pimienta, tomillo y perejil picado

Preparación:

En primer lugar, debes tomar el pollo previamente deshuesado y trozado en cubos irregulares del tamaño que tu prefieras y dorarlo en una cacerola. Cuando esté algo cocido, añade las cebollas cortadas en pluma, la zanahoria en cubos, el pimiento en juliana y sofríe hasta que los vegetales estén a punto.

Ese será el momento de añadir la taza de salsa de tomate, la taza de caldo y, si así lo desearas, también un poco de vino blanco para realzar el sabor. No olvides de agregar un poco de salsa de soja también, le vendrá muy bien a la cazuela. Si hiciera falta, coloca también un poco de agua en la cacerola y deja que se cocine todo por 15 minutos.

Unos 10 o 15 minutos antes de terminar la preparación, añade las patatas en cubos. Esto es lo ideal, ya que de lo contrario terminarán deshechas. Condimenta con sal, pimienta y tomillo y cuando las patatas estén tiernas retira y sirve en cazuelas individuales. Sobre el final, decora con perejil picado. Como hemos dicho, puedes añadir también calabaza, choclo desgranado, setas o lo que a ti se te ocurra que quedaría bien. Una receta sencilla y apta para disfrutar en cualquier época del año.