Postres y Dulces

Cheesecake cítrico

cheesecake-catrico

El cheesecake es una cake de queso blanco, en este caso saborizada con ralladura de limón y trocitos de naranja confitada. Una mezcla de sabores ácidos y dulces imperdible. Bien sencillo de hacer, ya que la base es con galletitas dulces procesadas o trituradas.

Ideal para estos días de calor ya que se hace rápido y va derecho al freezer, eso sí hay que tener un poco de paciencia porque lleva unas cuantas horas en el frigorífico pero valen la pena.

Ingredientes

350 gramos de galletas dulces (de vainilla)
200 gramos de mantequilla
500 gramos de queso blanco
200 gramos de azúcar
300 gramos de nata batida
1 limón
Naranjas confitadas a gusto

Preparación

Para la base de este cheesecake, procesa las galletitas dulces junto a la mantequilla fría y cortada en cubitos (te va a quedar una especie de polvo, pero que al presionar se forma una masa). Coloca esta pasta en el fondo y laterales de un molde desmontable, presionando bien para que quede una buena base. Reserva.

Por otro lado mezcla el queso blanco con el azúcar, revuelve levemente y agrega la nata previamente batida. Perfuma la preparación con ralladura de limón y trocitos de naranja confitada, revuelve con movimientos envolventes para que no baje la preparación. Toma el molde con la base de galletitas y coloca por encima la preparación de queso blanco, nata y limón. Lleva al freezer por 12 horas, para que quede bien firme. Transcurridas las 12 horas, desmolda con cuidado y corta en porciones individuales.