Ingredientes

Cigala

Crayfish

La cigala (Nephrops norvegicus) es un crustáceo de tamaño medio de la familia Nephropidae.  Es un marisco muy apreciado por el sabor suave y delicado de su carne.

Aunque dice el refrán que son los “meses con erre” los más aptos para comer marisco, la cigala podemos encontrarla durante todo el año en el mercado siendo entre los meses de mayo a julio cuando es más asequible.

Propiedades nutritivas y salud de la Cigala

La cigala, al igual que sucede con otros mariscos,  contiene gran número de proteínas, es baja en calorías y en grasas saturadas, por lo que es un buen aliado para las dietas de adelgazamiento.

Es un alimento rico en vitaminas del grupo B y los minerales más destacados en su composición son el potasio, fósforo, magnesio y yodo.

Su alto contenido en vitamina B3, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio, recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

También encontramos de forma abundante la vitamina B5 o ácido pantoténico, beneficioso para combatir el estrés y las migrañas. El contenido de esta vitamina, hace que la cigala sea un alimento recomendable para reducir el exceso de colesterol.

Se recomienda un consumo moderado, dado que al ser un alimento rico en purinas, puede causar un aumento de los niveles de ácido úrico en sangre.

Consejos de conservación de la Cigala

Si se han comprado frescas, puedes mantenerlas en el frigorífico un par de días. Lo mejor será cubrirlas con un paño húmedo para que no se resequen.

Si se han comprado cocidas, puedes conservarlas como máximo dos días en el frigorífico.

Acepta bien la congelación,  bien sean frescas o cocidas y una vez descongeladas, no sufren grandes cambios en cuanto a textura y sabor.

¿Sabías qué?

  • Influye en la calidad de la cigala, la temperatura del agua en la que vive. A menor temperatura más calidad.
  • Que apenas cambia de color una vez cocinada.
  • Que resiste algún tiempo fuera del agua por lo que podemos encontrarla viva en algunos puntos de venta.
  • Es el crustáceo que tiene menos calorías.
  • Que las mejores cigalas de España se dan entre Vinaroz y San Carlos de la Rápita por la proximidad a la desembocadura del Ebro donde van a alimentarse. El problema es que cada día escasean  más y se están imponiendo otras  como la gallega o cantábrica que son de menos sabor, incluso la de origen escocés, más grande y con capacidad de vivir más días en el refrigerador.