General

Comidas rápidas: energía y tiempo del buen servir

La tecnología al servicio de la comida a domicilio

El planificar el menú familiar con la debida anticipación requiere de una organización justa para ahorrarnos tiempo y energías. Hay varios puntos importantes y relacionados con la tarea de preparar y organizar las comidas que conforman nuestro menú diario.

Saber de antemano las diversas técnicas en la preparación de los alimentos nos hará aprovechar de mejor forma nuestro tiempo, algo demasiado valioso para cualquier ama de casa.

Las comidas rápidas: son las que podemos preparar con escaso tiempo. Esto no quiere decir que carezcan de valores nutritivos, simplemente son platos preparados en base a sistemas sencillos o bien comidas donde se utilizan alimentos semipreparados. Son aquellos que solemos tener en la heladera o en el freezer prontos para usar en cualquier instante.
A modo de ejemplo, comidas rápidas suelen ser los gratins (pescados o verduras) que pueden ser servidos con salsa blanca condimentada por encima o bien cubiertos con algún batido de leche, huevos y condimentos varios.
Las preparaciones donde utilizamos panes de molde, quesos, fiambres, salsas, muzarella y otros elementos, son indispensables en los platos rápidos. Un ejemplo fácil: chorizos alemanes abierto a lo largo, colocamos allí morrón, queso, aceitunas. y cubrimos con muzarella. Servimos acompañado de ensalada o puré de papas.