Cócteles y Bebidas

¿Cómo se clasifican los cóckteles?

Desde hace varios días estamos compartiendo recetas de cócteles, entre otras propuestas menciono la  Receta de Glögg, cóctel escandinavo y la Receta de Pisco Sour, cóctel típico de Perú y Chile. Pero me parece oportuno hacer hoy otra mirada que nos permite aprender un poco más al respecto.

La propuesta responde precisamente al título y comienzo por decir que existen dos grandes formas de clasificar o calificar a cada cóctel, a saber…

Soft drinks o Long drinks

La división refiere al simple hecho de distinguir entre aquellos que son “mexcla pura” de sus ingredientes (long drinks) y aquellos que se diluyen o “estiran” con agua o soda entre otras posibilidades. Es imposible pensar en ellos sin ayuda de una coctelera para su elaboración

Según forma de preparación

  • Cóctel directo; en los casos en que sus ingredientes se mezclan directamente en el vaso o copa donde serán servidos. Algunos son los clásicos cócteles en layers o capas, muy vistosos por cierto donde al mezclarse ingredientes con diferente textura, densidad y color quedan por cierto dotados de una presentación estética increíble.
  • Cóctel refrescado; es el caso de aquellas preparaciones donde se pone hielo en la copa y se mezclan los ingredientes en la coctelera con la ayuda de una cuchara larga especialmente diseñada (a veces son de vidrio) o un removedor especial.
  • Cóctel batido; es la imagen y acción más clásica: todo se mezcla en una coctelera, que el profesional luego mueve con gracias y en algunos casos con verdadero arte y piruetas.
  • Cóctel licuado; se mezclan sus ingredientes y se procesan en una licuadora.
  • Cóctel frozzen:  desconozco si tienen nombre específico en español. Es el caso de los cocteles que son preparados en la licuadora incluyendo los troxis de hielo que resultan molidos. Su consistencia final es similar a la de un helado.
  • Cóctel flambeado: es el caso de aquellas recetas que requieren en su preparación que se encienda o se pase por fuego.