Carnes

Conejo guisado con guarnición de cuscús

conejo-guisado-con-cuscus

El conejo es una carne que se caracteriza por su gran aporte de proteínas y su poco nivel graso, debido a que su carne es muy suave esta puede tener cualquier acompañamiento, lo malo es que esta es una carne muy fibrosa y cuesta a veces digerirla con facilidad por lo que no se aconseja a todas aquellas personas que tengan un estomago delicado.

Ingredientes

  • Conejo
  • Cebolla roja
  • Zanahorias
  • Champiñones
  • Dientes de ajos
  • Vino blanco
  • Hoja de laurel
  • Cuscús
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Trocea con la ayuda de un cuchillo la cebolla, esta la puedes cortar en tiras muy finas al  estilo juliana. Con el mismo cuchillo pela las zanahorias y trocéalas en rodajas. Al mismo tiempo ve pelando los ajos dejándolos enteros.

Trocea el conejo cortando sus extremidades y costillas en dos. Asimismo, extráele las vísceras, puedes pedir en la carnicería que nos haga este trabajo. Luego echa un poco de sal ligeramente sobre el conejo y pásalo por la harina.

Fríe el conejo en una cazuela con aceite de oliva previamente calentado, esto puedes hacerlo hasta que haya dorado. Luego incorpora la cebolla, los champiñones, las zanahorias, los ajos, la sal, el vino, el caldo y el laurel.

Mézclalo todo muy bien y deja que la mezcla hierva. Cocina el preparado por espacio de una hora aproximadamente a fuego lento. En el último momento espolvoréalo con un poco de perejil picado.

Una vez cocinado el conejo, sírvelo acompañado de la salsa y de una guarnición de cuscús.

Para elaborar dicha guarnición, primero dora el cuscús en una olla con un poco de aceite de oliva, y mézclalo para que se tueste por igual sin que se queme.

Cuando esté ligeramente dorado, desprenderá un aroma muy característico. Ya cuando esté caliente apagas el fuego y dejas la cazuela tapada durante un tiempo aproximado de unos diez minutos aproximadamente.

Transcurrido todo ese tiempo indicado, con un tenedor de palo deshace los grumos del cereal para que suelte el grano.

Adereza con aceite de oliva o mantequilla y sirve el cuscús como guarnición del conejo guisado.