Salsas

Conserva de Salsa de Tomate de la abuela

conserva-de-salsa-de-tomate-de-la-abuela

Fruto de color rojo intenso y vivo y de delicado sabor, el tomate (Lycopersicon lycopersicum) de origen andino peruano y ecuatoriano llevado a Europa por Colón cuando regresó de su segundo viaje a América, ha encantado los más distintos paladares alrededor del mundo. Y podemos pensarlo de todas las formas: sea en ensaladas, rellenos, secos, o en salsas como proponemos hoy. ¡Cómo la salsa de tomate de la abuela!

Ingredientes:

2 Kg de tomates
Sal
Pimienta negra recién molida
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Lava los tomates y escáldalos en agua hirviendo. Pélalos, córtalos por la mitad y despepítalos. Cocina la pulpa con unos 500 ml/2tazas de agua a fuego medio removiendo de vez en cuando. Salpimienta la salsa y déjala hervir hasta que el agua se haya evaporado y se haya espesado.

Reparte la salsa en tarros de vidrio esterilizados, llenándolos a cuatro quintas partes de su capacidad. Rellena el otro quinto con aceite de oliva y cierra los tarros herméticamente. De esta forma la salsa de conserva varios meses en el frigorífico.

Se puede utilizar esta salsa para untar rebanadas de pan blanco tostadas para acompañar muchos platos.

¿Cómo esterilizar los tarros de vidrio?
Antes que nada, lava bien los tarros. Si vas a aprovechar tarros de otras cosas, retira los rótulos. Enjuaga bien para quitar el detergente.
En el fondo de una olla, coloca un paño limpio doblado y por encima apoya el tarro, sin la tapa. Llena con agua. La olla debe ser lo suficientemente grande como para cubrir el vidrio. Lleva al fuego alto hasta que hierva. Marca 20 minutos.
La tapa: Si la tapa es de metal, la puedes colocar junto al tarro. Si es de plástico la puedes colocar en el agua hirviendo en los últimos 5 minutos.
En el horno: Si acaso no tienes una olla lo suficientemente grande que soporte el tarro de la conserva, caliente el horno a una temperatura alta, coloqua el vidrio en un recipiente y al horno por 20 minutos.
La tapa: Las tapas de plástico o con goma pueden derretirse en el horno. Utiliza una olla de agua hirviendo. Las tapas de plástico se mantienen en el hervor por 5 minutos y las de metal por 20 minutos.
Consejos Importantes:
El secado se da al natural.
No apoyar el vidrio en superficies frías.
Saber dónde comprar los tarros de vidrio es importante.