Postres y Dulces

Crepes de dulce de membrillo y nueces

Depositphotos_33587669_m

Los crepes dulces son una opción distinguida como postre de una cena elaborada, un buen plato necesita como complemento un plato dulce innovador; por ello los crepes de membrillos son sencillos y fáciles de preparar para una ocasión en la que no tienes otra alternativa que hacer el aporte pastelero. La receta está pensada para cuatro comensales de modo abundante, si son más personas multiplica las cantidades.

Ingredientes:

  •  1 litro de leche entera
  • 6 huevos
  • 400 grs de harina
  • 250 grs de nueces picadas
  • 100grs de pasas de uvas sin semillas
  • 3/4 kg de dulce de membrillo
  • 2 trozos de manteca de soja

Preparación:

En un bol batir los huevos e incorporar la leche paulatinamente mientras continúas mezclando, sin dejar de hacerlo para que no se corte la preparación; incorporar la harina lentamente y revolver hasta que se forme una crema homogénea y sin grumos. Dejar reposar esta elaboración de quince a veinte minutos, para que se asienten los ingredientes y la pasta esté bien cremosa para poder cocinarla con mayor facilidad.

Calentar la panquequera con un trozo de manteca de soja y cocinar el panqueque, uno a uno hasta terminar la preparación; siempre con mucho cuidado porque como la masa es fina o ligera entonces deberás agregarle un poco de harina y mezclar nuevamente y luego cocinar; siempre trata que los lados de la panquequera estén humectados para que no se peguen y se quemen. A medida que los cocines los vas colocando uno sobre otro en una fuente, para cuando estén fríos poder rellenarlos con la delicia que tienes para colmar esa producción gastronómica.

En una cacerola con agua colocas otra, esto se llama baño maría e incorporar el 3/4  kilo de dulce de membrillo en la última, cocinar a fuego lento mientras revuelves con una cuchara de madera hasta que tome consistencia; allí  espolvorear con las nueces picadas con las pasas de uvas. Dejar enfriar y comenzar a rellenar, a medida que los tienes preparados comienza a distribuirlos de manera ordenada en la fuente que los vas a servir; cuando termines esta parte del proceso ralla sobre todos los crepes canela en rama.