Diccionario y Técnicas

Curiosidades ¿sabias qué…?

¿sabias que ?

 Las berenjenas tan solo nos aportan 16,5 kilocalorias por cada 100 gramos. Se trata por tanto de un vegetal bajo en calorías , pero tiene un inconveniente, tenemos que evitar freírlas ya que absorbe como si de una esponja se tratase el aceite y esto las convierte en un plato muy calórico.

100 gramos de coliflor cruda nos aporta mas vitamina C que el consumo diario recomendado. Si la tomamos cocida nos aporta al día la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. debemos tener en cuenta que la vitamina C se destruye fácilmente con el calor, se oxida en el aire y se diluye en el agua, por lo que es mejor cocerla con poca agua y no durante mucho tiempo. Aconsejable es hacerla la vapor o bien en olla a presión. Respecto a su “desagradable olor” se debe a unas sustancias azufradas que se evaporan durante la cocción.

Los champiñones y setas en general que podemos comprar en cualquier mercado son una buena fuente de potasio y de oligoelementos. Sin embargo tendemos a comer setas en cantidades pequeñas, por lo que la contribución de potasio que hacen es mínima, ya que su consumo tiene mas que ver con su sabor y textura que con la nutrición. Nos aportan pocas calorías, aunque como en el caso de las berenjenas si las freímos estas aumentan considerablemente.

¿padeces de gota o tienes ácido úrico? Pues deberías saber que las vísceras , caza y en menor cuantía las sardinas, anchoas, aves, legumbres y mariscos, son ricos en unos compuestos llamados purinas y que tras ser metatizados por nuestro organismos se transforman en ácido úrico, de ahí que aquellos que padezcáis gota o ácido úrico debéis tomar con moderación.

De cada 100 gramos de verdura el 80% es agua, lo que hace de estos alimentos que nos aporten pocas calorías, de 20 a 40 kilocalorias por cada 100 gramos. En cambio son muy ricas en minerales, vitaminas y fibra, por lo que es muy recomendable su consumo para un buen funcionamiento intestinal. Las verduras deben ser la base de nuestra alimentación y es recomendable tomarlas a diario.

Justo en la piel de las frutas y vegetales es donde hay mayor concentración de vitaminas, por lo que seria aconsejable tomarlos sin pelar. En aquellos vegetales que no tenemos mas remedio que pelar será conveniente utilizar un pelador para eliminar la menor cantidad posible de piel.

Las legumbres nos aportan hidratos de carbono, magnesio, calcio, hierro, fibras, potasio y proteínas. Combinándolas con cereales como el arroz, constituyen un plato nutritivamente completo, es por esto que no es necesario después de tomarlos incluir en el menú carne, huevos o pescado. Estos platos debido a su bajo contenido en grasa y su poder saciante son muy buenos para dietas de adelgazamiento, pudiendo acompañar a carnes o pescados a la plancha.

La piña natural, contiene una enzima llamada bromelina, que ayuda a digerir mejor las proteínas, por lo que es recomendable tomar la piña después de comidas copiosas, ya que así evitaremos en parte las digestiones pesadas. La piña natural ademas es baja en calorías y rica en vitaminas y fibra lo que la hace ideal para tomar como postre.

Una curiosidad de los plátanos es que se recolectan cuando están todavía verdes y comienzan a madurar durante el transporte. Ya que los transportes funcionan muy bien ,la mayoría de las veces que los compramos están aún verdes, por lo que deberíamos almacenarlos a temperatura ambiente hasta que se maduren. Como truco podemos envolverlos bien en papel de diario; pueden refrigerarse durante 4-5 días y aunque la piel presente un color parduzco y su aspecto no sea bonito, la pulpa estará fresca y firme para su consumo.