Ingredientes

Curry

Spices pile (Curry Powder) in the  Marrakesh street shop

El curry no se puede definir de una sola manera, puesto que no se trata de una planta ni una especia en sí misma. Es la palabra que empleamos para referirnos a un conjunto de distintas hierbas secas y especias, machacadas y mezcladas.

Aunque su origen es la India, hoy en día se utiliza curry en las cocinas de todo el mundo y como cada zona y región prepara la mezcla a su manera y a su gusto, existen multitud de clases de curry, tanto en sabor como en color. La palabra curry viene del término “kari” (del sur de la India) y la expansión en Europa de los platos elaborados con curry lo debemos a Reino Unido y Holanda.

Las hierbas que se incluyen son: nuez moscada, azafrán, albahaca, comino, cilantro, cardamomo, pimienta de cayena, canela, jengibre, clavo y cúrcuma que es precisamente la especia que le confiere el típico color amarillento. Por esto, el curry puede ser más o menos picante y de un color u otro.

Es más, el kari tradicional en la India no tiene unos ingredientes fijos, cada cocinero preparará su propio curry. Fueron los ingleses quienes unificaron este conjunto de especias, inventando los polvos de curry. Así, en Europa disponemos de curry en polvo ya molido y listo para consumir, envasado en tarritos de cristal.

El curry se emplea en multitud de recetas y lo que tienen en común es el hecho de que son platos muy especiados.

Todo y que la cúrcuma es uno de los ingredientes principales, encontramos por ejemplo estas clases de curry:

  • Curry De Madrás, picante y muy aromático
  • Curry Mild: algo más suave, originario del nordeste de India
  • Curry Punjabi: de Pakistán, es un curry que no lleva cúrcuma.
  • Curry de Malasia: ricos en cúrcuma y añaden leche de coco, chalotas, chile y ajo.
  • Curry tailandés: emplean lima y leche de coco, siendo un curry más aromático que el típico de la India. Y según empleen chiles rojos o verdes, tendremos un curry rojo o de color verde. Siendo el curry amarillo el que contiene abundante cúrcuma.
  • Karahi: en Pakistán, se trata de un curry que incorpora ajo y vinagre.
  • Curry japonés: es algo más denso y algo dulce, no es tan picante como en India o Tailandia. Añaden zanahorias, patatas, manzanas asadas e incluso miel.

La lista de variantes y platos con curry seguiría (curry africano, curry de cabra en Caribe, etc.) pues según comentábamos al principio, la mezcla de hierbas y especias del curry depende de la zona geográfica y los gustos personales.