Postres y Dulces

Dulce de Leche

490px-bandw_condensed_milk

Este dulce es una gran tradición de los países del Río de la Plata (América del Sur). En Uruguay y Argentina todos saben que no hay otro dulce así en el mundo y a menudo cuando alguien viaja a visitar familiares en el exterior, éste es el obsequio que llevan como prioritario en su lista. Los fanáticos de lo dulce no se pueden perder esta receta, pues este dulce es muy fácil de hacer y no habrá ya que esperar a que alguien nos lo consiga.

Atrévete, ¡no te vas a arrepentir!
Tiene usos infinitos: relleno de tortas o piononos, untado sobre tostadas o una simple rebanada de pan, y si lo mezclas con cacao, un baño para tortas incomparable, combinado con helado… mmm

Ingredientes:
4 litros de leche entera (no leche descremada)
1 chaucha de vainilla
1 kilo de azúcar
1 cucharada de bicarbonato

Preparación:
Vierte la leche en una cacerola bien grande, llévala al fuego y espera hasta que hierva. Retira del fuego y cuela la leche en otra cacerola que sea grande.
Corta la chaucha de vainilla al medio y a lo largo, y agrégala en la cacerola. Agrega el kilo de azúcar.
Pon la cacerola sobre el fuego fuerte, mientras revuelves constantemente hasta que veas que el azúcar se disuelve.
Cuando rompa el hervor agrega el bicarbonato; su agregado es fundamental no sólo porque le da color sino porque evita que la leche se corte.
Baja el fuego y deja hervir despacito, revolviendo cada poco tiempo (sin distraerte de esta tarea), con cuchara de madera para evitar que se pegue al fondo de la cacerola.
Cuando el dulce deje de “trepar” en la olla, empiece a hervir a un nivel más bajo y a espesarse, comienza a revolverlo continuamente con la cuchara de madera para que no se pegue y queme. Cuando ya esté algo espeso y con un color tostado oscuro, retira del fuego y sumerge la base de la cacerola en una fuente llena de agua fría o en la pileta, siempre revolviendo. Sigue revolviendo sin parar hasta que se enfríe. Notarás que al enfriarse toma la consistencia característica del dulce de leche.
Recién cuando el dulce de leche esté bien frío se puede envasar.

Variante: se puede reemplazar la leche por crema doble (nata).