Postres y Dulces

Espuma de limón

espuma-de-limon

Un postre sencillo y fresco, con el sabor inigualable del limón. Una rica forma de aportar a la dieta familiar la vitamina C que nos brindan todos los cítricos, preparándonos para después del verano.

Ingredientes:
1/2 litro de agua
2 limones
100 gramos y 6 cucharadas más (aparte) de azúcar
1 sobre de gelatina sin sabor
2 cucharadas de fécula de maíz
4 huevos
1 taza de nata batida a punto crema

Preparación:
Vierte el agua en una cacerola con la ralladura de los limones y los 100 gramos de azúcar, deja hervir unos minutos. En un recipiente mezcla el jugo de los limones, la gelatina sin sabor, la fécula de maíz, las yemas de los cuatro huevos y tres cucharadas de azúcar.

Bate hasta que estén bien mezclados. Luego añade la preparación de agua, azúcar y ralladura de limón bien caliente, batiendo rápidamente. Pon al fuego y calienta hasta que rompa el hervor. Retira y pon a enfriar en la heladera.

Mientras, bate las claras a nieve, hasta que queden bien consistentes, añade las tres cucharadas de azúcar restantes. Incorpora las claras a la preparación que tenías enfriando en la heladera.
Lleva a la heladera en fuente de vidrio o copas durante una hora por lo menos. Decora con Pratiné antes de servir.

Pratiné:
Pon en una sartén 5 cucharadas de azúcar y 80 gramos de nueces picadas, deja sobre el fuego hasta que se forme caramelo, revolviendo continuamente. Extiende sobre la mesada de la cocina previamente untada con mantequilla, y una vez frío, pícalo bien, y listo para decorar nuestro postre.