Carnes

Estofado de ternera a la cerveza negra

receta-estofado-final.thumbnail

Por más que esta sea época de calores en el verano europeo, en otras partes del mundo el invierno arrecia y está ideal para comerse un buen estofado de ternera a la cerveza negra. La cocción lenta y extendida que tiene este plato, además del toque especial que la cerveza la da a este guisado lo convierten en una receta invernal con todas las de la ley. Por eso mismo, si así lo deseas también puedes comerlo en cualquier época del año. Los sabores de la carne de ternera y los vegetales que conforman el estofado hacen una mezcla sensacional.

Ingredientes:

  • Medio kilo de carne de ternera como para guisar
  • Medio litro de cerveza negra (preferentemente estilo Porter o Stout)
  • Medio litro de caldo
  • Dos zanahorias
  • Dos patatas
  • Dos cebollas
  • Dos puerros
  • Una rama de apio
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta y tomillo

Preparación:

En primer lugar debes tomar una buena cacerola y poner a dorar la carne cortada en cubos irregulares y no muy pequeños. Cuando esté algo cocida, añade la cerveza negra y también el caldo (de carne o verdura, como tu prefieras). Deja que se cocine toda esta mezcla por el lapso de una hora, para que la carne comience a verse bien tierna.

Una vez que ya se ha superado ese lapso, debes ir incorporando los vegetales, también troceados irregularmente y en pedazos grandes. Deja que todo se cocine por una media hora, cuarenta minutos más y ya estará listo este increíble estofado de carne de ternera a la cerveza negra.

La idea de este platillo es que la salsa quede super espesa, con la carne bien tierna (ideal escoger un corte no muy costoso) y los vegetales que le darán un sabor espectacular. Ni hablar de la cerveza negra que forma una salsa deliciosa. A la hora de acompañar el plato lo fundamental será tener otra buena cerveza negra para redondear. Una Guinness o cualquiera de las negras de la línea de Samuel Smith pueden ir de pelos con esta receta oriunda de Irlanda.