Sopas y Guisos

Gazpacho … Un clásico

pan

Además de ser un clásico de la cocina española es de los más sanos y ricos alimentos para el verano. Es típico de la cocina tradicional Andaluza y se elabora en base a hortalizas.

Gazpacho” es una palabra que vendría del portugués “caspacho” derivado del pre-romano “caspa” o sea “residuo”. Así el nombre del plato aludiría a los trocitos de pan que componen todos los gazpachos. Es un plato muy antiguo. Lo comían los segadores después de muchas horas de trabajo en pleno sol. Era considerado como un plato para pobres y había gente para extrañarse de que un plato tan liviano pudiera alimentar a gente que trabajaba tan duro. Con la llegada de la dietética y el gusto por las vitaminas, se ha puesto de moda, y tiene hoy en día mucho éxito.

Ingredientes:
1 Kilo de tomates
1/2 cebolla pequeña
1 pimiento verde pequeño
1 pepino (pequeño)
1 taza pequeña de aceite de oliva
2 cucharadas de vinagre
200 gramos de miga de pan (del que nos quedó del día anterior remojado en agua).
Para acompañar: tomate, pimientos, pepinos, cebolla, pan del día anterior. Todo cortado en trocitos pequeños.

Preparación:

Coloca en una batidora o licuadora los tomates, la cebolla, el pimiento, el pepino, el vinagre, el ajo, el aceite (sin aceite no liga la mezcla) y el pan. Bate hasta que quede fino y liquido. Se puede añadir agua si se quiere hacer más ligero.
Es importante servirlo muy frío, por lo que debe estar en la heladera bastante tiempo antes de servir. No está de más, poner algunos cubitos de hielo cuando se vaya a servir para enfriarlo aún más.
Se sirve acompañado de las verduras trozadas en pequeños cubitos que el comensal va mezclando a su gusto.