Ingredientes

Guindilla

Red, Yellow and Green Chili Pepper

La guindilla es una variedad de pimiento, pertenece a la familia de las solanáceas, la misma a la que pertenecen los piquillos del Padrón y los de Gernika.

Concretamente la guindilla está en el grupo de los pimientos alargados, las hay de color verde, amarillo y rojo. Y son los de color rojo los más picantes, de los cuales se obtiene la pimienta de cayena (una vez desecados).

Cabe hacer una aclaración sobre la denominación que se le da a este vegetal, porque es ampliamente conocido como chile y es que adquiere nombres diferentes según la zona geográfica. En España llamamos guindilla a la variedad picante y chile a las variedades que no producen ardor, que condimentan más suavemente.

La guindilla, en sus distintos grados de picante, es muy popular en la gastronomía de España, formando parte de multitud de recetas (potajes, pescados, carnes, etc.).

Curiosidades

Su sabor es debido a que contienen capsaicina y es este alcaloide el responsable de que la guindilla produzca sensación de ardor en la boca, lagrimeo, descongestión nasal e incluso dolor. Esta sustancia está localizada en las semillas y las venas de los pimientos. Existen muchas variedades, y por ende muchos nombres para denominarlas: ají, guindilla seca, pimiento choricero, chiles, jalapeño, páprika, pimienta de cayena, ñora, etc….

La guindilla contiene vitamina C, más que los cítricos, lo que pasa es que como se consumen en muy pequeña cantidad, su aporte vitamínico no contribuye a cubrir los requerimientos diarios de esta vitamina.

En México donde utilizan mucho el sabor picante en su gastronomía, existe la creencia popular (no confirmada) de que consumir guindillas protege al estómago de los ácidos y el alcohol; creen que las guindillas provocan que el estómago elabore un moco protector de su mucosa. Lo que sí hay que tener en cuenta es que las personas con hemorroides, gastritis y otras dolencias intestinales deben moderar el consumo de lo picante.