Aperitivos

Hojaldres fantasía

hojaldres-fantasia

Para un aperitivo, o para agasajar a nuestros invitados en una cena informal. Todo lo que tienen de sencillo, lo tienen de sabroso. Son similares a las mini pizzas, tienen una masa crocante y rica, con tomates cherry, cebolla picadita, hierbas y mozzarella.

Ingredientes (para 24 hojaldres)

75 g de masa de hojaldre estirada
1 cebolla roja mediana
1 cucharada de aceite de oliva
Media cucharadita de hierbas provenzales
Una pizca de sal y otra de pimienta
150 gramos de queso mozzarella
12 tomatitos cherry, lavados
1 cucharada de leche
2 bandejas de horno

Preparación

Pon el horno a calentar a 220° C. Primero, saca la masa del frigorífico y déjala a temperatura ambiente 15 o 20 minutos. Corta los extremos de la cebolla, luego corta la cebolla por la mitad (a lo largo) y pélala. Vuelve a cortar en dos las mitades (también a lo largo) y luego en rodajas finas. Calienta el aceite a fuego lento en una sartén. Sofríe la cebolla unos cinco minutos, removiéndola de vez en cuando.

Retira la sartén del fuego y añade las hierbas, la sal y la pimienta. Extiende la masa de hojaldre en la mesa y córtala en 24 cuadrados. Coloca los cuadrados en las bandejas dejando huecos entre unos y otros. Pincha dos veces con un tenedor en el centro de cada cuadrado. Abre el paquete de mozzarella y tira el líquido. Córtalo en trocitos muy pequeños. Corta los tomatitos por la mitad.

Pon la leche en una taza. Moja un pincel de cocina en la leche y pinta un borde de 1 cm de ancho en cada uno de los cuadrados. Con una cuchara, coloca un poco del sofrito de cebolla en el centro de cada cuadrado sin cubrir el borde de leche. Coloca medio tomate y unos cuantos trocitos de mozzarella encima de cada cuadrado. Mete las bandejas en el horno entre 12 a 15 minutos. La masa de los bordes debe subir y dorarse. Sácalos con una espátula de metal.