Menús

Las 10 mejores formas de incluir la avena en tu dieta

Plum oatmeal cake

La avena es uno de los cereales más sanos y ricos que existen, por eso hoy queremos darte unas ideas para que prepares unas deliciosas recetas al tiempo que disfrutas de todos sus beneficios.

Es muy importante que la avena que elijas sea de calidad, por ejemplo la que procede de Canadá, ya que así estaremos seguros de que nos aporta todos sus beneficios, como su elevado contenido en fibra, proteínas, vitaminas y minerales. Además no tiene colesterol y casi siempre es apta para los celiacos. Por otra parte las grasas que contiene son saludables y es rica en hidratos de carbono de calidad, por lo que nos sentiremos llenos de energía.

Y ahora que ya sabes todos sus beneficios, especialmente de la avena canadiense, veamos cómo puedes incluir más este cereal en tu alimentación preparando recetas con avena.

1. Nada mejor que empezar el día con un rico desayuno donde la avena sea la protagonista. Simplemente debemos poner en un bol unas cucharadas de avena, fruta a trocitos y miel ¡Delicioso!

2. Si queremos elaborar unas galletas o un bizcocho podemos sustituir la harina de trigo por harina de avena. Tan sólo hemos de moler o picar la avena para que la textura quede fina.

3. También podemos preparar unos libritos de lomo con jamón y queso dentro, empanándolos con harina de avena.

4. ¿Y qué tal una refrescante ensalada César? Además de lechuga, pan tostado y queso, podemos añadirle las tiras de pollo empanadas con harina de avena.

5. Y con las temperaturas subiendo apetece una horchata… pero de avena. Para ello debes dejar la avena en agua tibia hasta que se ablande y después batir todo añadiendo azúcar, vainilla y canela en polvo.

6. Si tenemos invitados podemos sorprenderles con un pastel de carne con avena. Este pastel se elabora con carne picada, huevo, queso, panceta y especias, cubriéndolo con avena y… al horno.

7. Para preparar una cena diferente podemos hacer unas crepes con harina de avena y rellenarlas de espinacas, tomate, jamón, queso fresco y cilantro.

8. La merienda puede ser un momento muy especial, que puedes acompañar con leche de avena. Es muy nutritiva y fácil de digerir. En el punto 5 hemos explicado cómo hacerla, ahora sugerimos sustituir el azúcar por dátiles, para darle un toque dulce algo distinto.

9. Otra ensalada que se puede convertir en plato muy rico es añadiéndole copos de avena previamente puestos en remojo, así como lechuga, tomate, cebolla y aceitunas.

10. Por último, si nos sobra caldo podemos preparar una sopa única y muy nutritiva. Para ello utilizaremos avena, cebolla, zanahoria, apio y puerro, así como carne en trozos pequeños.