Ingredientes

Mandarina

clementines with segments

La mandarina es el fruto de varias especies de mandarino, del género citrus y la familia de las Rutáceas. De todos los cítricos es el más parecido a la naranja, pero de menor tamaño, más aroma, menor acidez y más proporción de azúcares. Es originaria de China e Indonesia y no llegó a Europa hasta el siglo XIX.

Variedades

Existen muchas variedades de mandarinas, pero básicamente las clasificamos en los siguientes grupos:

  • Clementinas. Se pelan muy fácilmente, son muy jugosas, sabrosas y aromáticas. Son las más extendidas por la zona mediterránea. Dentro de esta categoría encontramos las mandarinas Marisol, Oronules, Clemenule, Oroval y algunas más.
  • Satsumas. Tienen algo menos de sabor y son las primeras que llegan al mercado. Suelen destinarse para hacer conservas de gajos en almíbar y zumos.
  • Clemenvillas o Novas. De un tamaño algo más grande y de color bastante rojizo. Son de muy buena calidad, agridulces, jugosas y fáciles de pelar.
  • Híbridos. Se trata de híbridos con otras especies del género citrus, sobre todo la naranja y el pomelo, por ejemplo las Tangor, las Tangelo y las Ugli, Ortanique y Fortuna.

Usos de la mandarina

Las mandarinas son un cítrico muy valorado y consumido por su sabor dulce y por la facilidad de pelarlas. Suelen consumirse frescas como fruta de mesa, aquí comentar que no es necesario quitarles el telillo blanco adherido a los gajos, es incluso beneficioso comerlo por su alto contenido en pectina.

Aunque las mandarinas también forman parte de muchas recetas saladas, acompañando a platos de caza y carnes, ensaladas, arroces y mariscos. La alta cocina cada vez más la va incorporando a exquisitas y variadas recetas.

En repostería, se preparan tartas, cremas, flanes, magdalenas, sorbetes, etc. Y resultan deliciosas también en zumos y confituras.

A la hora de comprar mandarinas, cabe decir que más que fijarse en su color más o menos anaranjado, hay que tener en cuenta su peso, cuanto más pesen en relación a su tamaño, más jugosas serán. Una vez en casa, nos aguantarán unas dos semanas en la parte menos fría de la nevera.

Propiedades nutricionales

Las mandarinas contienen vitamina C y vitaminas del grupo B, caroteno y ácido cítrico, pero en menor proporción que el resto de cítricos. Resultan beneficiosas para el mejorar el tránsito intestinal y para aliviar afecciones inflamatorias, además de tener propiedades broncodilatadoras.