Diccionario y Técnicas

Más curiosidades ¿ Sabias que…?

sabias que....?

Existen alimentos que nos producen ataque de migraña. Los más comunes son  el café, el chocolate, algunos quesos fuertes, cítricos, vino tinto. No pretendo que dejéis de consumir estos alimentos, sino que en caso de padecer un ataque de migraña intentemos recordar que alimentos tomamos el día anterior para así intentar no tomar más este alimento.

El apio es uno de los vegetales que contiene más sodio y además gran cantidad de potasio, por lo que es un gran diurético. Importante es saber también que nos aporta muy pocas calorías (unas 20 kilocalorías por cada 100 gramos).

Las legumbres, entre las que encontramos el arroz y las lentejas nos aportan proteínas completas de excelente calidad, igual que pescados, huevos o carnes. Si las cocinamos sin grasas son muy saludables para nuestro corazón y las arterias, además siempre que tomemos cantidades razonables no nos engordaran.

No hay manera de evitar que tengamos gases después de tomar un plato de legumbres, aunque si hacemos un puré con estas y las pasamos por un chino para eliminar la piel conseguiremos reducir esas desagradables flatulencias, aunque también eliminamos la fibra tan necesaria para nuestra digestión. A veces mejoran los gases tomando de postre un yogur natural.

Las fibras son muy importantes para nuestra alimentación. Hay varios tipos, las derivadas de cereales integrales, son insolubles y su efecto principal reside en atrapar agua en el intestino para aumentar el volumen de las heces. En cambio las solubles que están contenidas en frutas, verduras o legumbres, actúan atrapando lentamente la absorción de la glucosa y del colesterol, cuando llegan al colon fermenta y ayudan a mantener el intestino en buena salud. La cantidad diaria recomendada sería de unos 25 gramos.

Las dietas ricas en hidratos de carbono de absorción lenta (patatas, pasta, pan, legumbres, harinas, arroz y verduras y hortalizas) son más saciantes y nos aportan menos calorías que las dietas ricas en grasas. Estos alimentos son excelentes para perder peso y prevenir enfermedades cardiovasculares.

huevos frescos

huevos frescos

Los huevos son un alimento extraordinario, aunque en condiciones excepcionales pueden transmitir enfermedades de carácter grave como la salmonelosis y cuadros de diarreas. El huevo se contamina de forma externa a través de la cascara y esto ocurre durante la manipulación en la granja y la falta de higiene. Es muy importante que compremos los huevos siempre frescos y limpios, debemos desechar lo que tengan la cascara rota, mantenerlos en lugar fresco, no lavarlos, cascarlos siempre fuera de la sartén o del plato en el que lo vamos a verter y por ultimo respetar siempre la fecha de caducidad.

Los huevos están formados por proteínas de altísima calidad. Su calidad nutricional no depende del color de su cascara, el que sean morenos o blancos vienen condicionado por la raza de la gallina. La yema de huevo nos aporta hierro y sobre todo colesterol, por lo que las personas con colesterol deben reducir el consumo de huevos a la mínima expresión. También se pueden tomar crudos pero hay que estar muy seguros de que el huevo es fresco y saber que pueden causar problemas digestivos debido a la biotina, sustancia que al cocinarlos desaparecen.