Postres y Dulces

Masa frita

Receta de masa integral

Poco hay que añadir a este nombre pero sí explicar un poco de qué se trata, de dónde proviene…etc. En principio es una más de las opciones para ese desayuno dominical, a las tostadas, churros, porras, pan frito…etc. le unimos esta masa frita como un plato sencillo, potente y que gusta a todos.

Ingredientes:

Masa de pan (se pide tal cual en la panadería)

Aceite para freir

Azúcar

PREPARACIÓN: Cualquier panadería os puede vender masa de pan. La tienen allí ultracongelada en forma de barra o baguette y de esta misma forma depende la cantidad que queramos hacer ya que te la suelen cobrar como si la barra o la baguette estuviese cocida. Suelen también preguntar para qué, esto ya son las dependientas las que lo hacen porque la mayoría de los panaderos toman este plato desde siempre, lo que pasa es que no se puede vender por los motivos que luego explicaré.

Si hay confianza con la panadera le podemos pedir por adelantado masa de mediasnoches o de pan de hamburguesa, suele llevar otra levadura y el sabor es más dulce que el del pan convencional. Bien, una vez que tengamos la masa (se puede comprar de víspera y congelar) la colocaremos en una superficie lisa.

Cogeremos una pequeña bola y alisaremos con el rodillo sobre una superficie enharinada hasta formar una lámina. Mientras hacemos esto en una sartén añadimos unos dos dedos de aceite y a fuego medio se irá calentando. Una vez que tengamos la lámina hecha cortaremos en tiras (o con la forma que queramos) la masa e iremos echándolas en la sartén.

Deben quedar doraditas, a medida que vayamos sacándolas del aceite las colocaremos en un plato con papel absorbente y espolvoreamos con azúcar cada nueva hornada sólo así pilla el azúcar, recién sacadas de la sartén. Por persona entra fácilmente un plato, así que si sois muchos para el desayuno saldrán al menos 4 platos que irán desapareciendo a medida que lleguen a la mesa. Hay que comerlas calientes porque a medida que se enfrían se van endureciendo, de ahí que no se puedan vender al público.

La textura es crujiente pero el sabor es a pan más que a churro, son más ligeras que los churros o las porras y más económicas. El éxito está asegurado. Ya me contaréis.

  • yomisma

    En mi pueblo eso se llaman “Marionoloveas” porque en los tiempos de antes las hacían las mujeres cuando los maridos salían a trabajar.