Postres y Dulces

Masitas florentinas

masitas-florentinas

Las masitas secas caseras son el copetín dulce de toda ocasión y cuando esos ataques de hambre de algo rico te invade puedes saciarte con un par de ellas, de igual modo puedes hacer esta sencilla receta de masitas e irte luego con tu grupo de amigos a la playa para acompañarlas con un trago fresco.

Ingredientes:

  •  3 claras de huevo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de nueces picadas
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de amarettis picados
  • 3 cucharadas de fruta abrillantada picadas
  • 200 grs de chocolate para cobertura

Preparación:
Mezclar las claras con el azúcar, las nueces y la harina con un tenedor de metal con mucho entusiasmo en sentido de las agujas de reloj; incorporar los amarettis de a poco mientras continúas revolviendo (no dejes de hacerlo) hasta que se forme una preparación homogénea y consistente.

Luego vas colocando de  poco las frutas abrillantadas picadas sin dejar de revolver y vas colocando de una porción (la capacidad de una cuchara sopera)  en una fuente enmantecada y enharinada con una diferencia de dos centímetros entre cada una. Colocar en el horno a fuego mediano unos 10 minutos y retiras y dejas enfriar en un lugar de la cocina y si estás con el tiempo apretado ponla en el patio o una ventana.

Cuando se enfrien las colocas sobre un papel o la mesada misma y con el chocolate que has derretido al bañomaría (en un jarrito de metal colocar agua hasta que hierva y colocar el sobre de plástico) salpicar cada una de las galletitas ya cocidas mientras dejas que el chocolate se solidifique puedes preparar un té verde en hebras para acompañar (recuerda dejar que el agua rompa los primeros hervores para que quede más sabroso) .

Despegarlas con cuidado y colocarlas en una fuente con un centro de amarettis, nueces y frutas abrillantadas (estas dos últimas sin trozar). Puedes sentarte en tu balcón, terraza, patio o living …un fondo musical de Joss Stone y la taza de té verde … a disfrutar la vida para eso te la regalaron, no para padecerla.