Ingredientes

Membrillo

Quince jelly

El membrillo es el fruto comestible del árbol llamado membrillero, de la familia de las Rosáceas, emparentado con el manzano y el peral. Es originario de la región del Cáucaso, en el sudoeste de Asia. Su cultivo data de antiquísimo, se cree que su cultivo es anterior incluso al de la manzana y nos llegó a España a través de Italia y Grecia.

Usos del membrillo

El membrillo es un fruto que no consumimos en crudo, puesto que es duro, áspero y de sabor agrio. Claro que en algunos países sudamericanos sí que lo preparan en crudo, con sal, limón y chile. Aunque la pulpa del membrillo es muy aromática, con un delicado aroma a miel, de hecho se utiliza muchas veces para perfumar estancias.

Por esto, degustamos el membrillo tras su cocción, normalmente en forma de mermeladas, jaleas, compotas, pudin y dulce de membrillo. Esta popular carne de membrillo se consigue cociéndolo con azúcar y se suele acompañar de nueces o queso de Burgos.

La temporada del membrillo es el otoño hasta el principio del invierno. Es aconsejable elegir los ejemplares de piel amarilla e intacta, los que están muy duros y verdosos no están maduros todavía. Aunque una vez en casa, a temperatura ambiente irán madurando y además es un fruto que admite la congelación (después de limpiarlos, cortarlos y rociarlos con limón).

Propiedades nutricionales

Gracias a su gran contenido en pectinas, son estupendos para preparar compotas, jugos y productos de pastelería, y al elaborar mermeladas, jaleas y dulce de membrillo no hay que añadir otros productos gelatinosos para conseguir la típica textura y consistencia espesa.

Además el membrillo es rico en fibra, taninos y vitamina A y B. Siendo muy aconsejable como antidiarréico, protector de mucosas, diurético y eficaz para aliviar resfriados y bronquitis. Utilizado por vía externa ayuda a combatir sabañones, hemorroides y escaldaduras.

En España, las mayores plantaciones de membrillo están en Valencia, Andalucía, Extremadura y Murcia. Algunas de las variedades más conocidas son: Común, de Fontenay, de Puente Genil, Gambea, Membrillo de Portugal y Pineaple (EEUU).

Como dato curioso, comentar que membrillero se utiliza también como árbol ornamental y para los griegos constituía el símbolo del amor y la fertilidad.