Ingredientes

Menta o Hierbabuena

mint plant

La menta o también llamada hierbabuena, mentha spicata, es una planta herbácea originaria del Mediterráneo y Asia central. Puede alcanzar una altura de metro veinte centímetros y sus hojas son de forma lanceolada, serradas y muy aromáticas.

Por esto su uso está muy extendido tanto en gastronomía como en perfumería y en la industria de productos bucales y lociones (gracias al aceite rico en mentol que se produce al destilar la menta).

Usos y beneficios de la menta

En gastronomía se utiliza la menta como hierba aromática para  aderezar todo tipo de platos, sopas, carnes de caza, ensaladas y en postres (repostería) también se utiliza. Como no, las hojas de menta se utilizan para preparar uno de los cócteles más populares, el mojito cubano, el famoso puchero de Andalucía y un gran surtido de golosinas y helados.

Sus hojas, comestibles, pueden emplearse tanto al natural (frescas) como secas como destiladas (en forma de aceite de menta).

Son bastantes los usos de la menta en el campo medicinal, puesto que tiene propiedades antiinflamatorias, estimulantes, antiespasmódicas y antisépticas.

Una infusión de menta es beneficiosa para la digestión, ya que alivia los gases intestinales y flatulencias, la inflamación del hígado, activa la producción de bilis en la vesícula biliar, alivia la acidez de estómago y combate náuseas, mareos y cólicos.

En aromaterapia se utiliza la menta como estimulante emocional. También hay que destacar el uso tópico de la menta, en este caso el aceite de menta o hierbabuena calma los calambres musculares, ayuda a curar quemaduras en la piel y reduce el dolor.

Por supuesto, en caso de congestiones y resfriados también está indicada la menta por su acción refrescante y descongestionante de las vías respiratorias.