Carnes

Milanesas, mucho más que un filete rebozado

milanesas-mucho-mas-que-un-filete-rebosado.thumbnail

Las milanesas son una de las comidas más tradicionales dentro de ciertos lugares de Sudamérica como Argentina o Uruguay. De todos modos, la primer mención histórica de una milanesa no es ni sudamericana ni tampoco italiana. Pertenece a un militar prusiano que describió a unas costillas rebosadas de dicha manera. Lo cierto es que las clásicas milanesas son, ni más ni menos, que un filete de determinado corte de carne de ternera rebozado con huevo y pan rallado, para luego ser frito u horneado. Toda una delicia de la gastronomía y una receta para la cual cada uno tiene sus propios secretos.

Ingredientes:

  • Cuatro filetes de pulpa, peceto o cuadril de ternera
  • Un huevo
  • Pan rallado para rebozar
  • Aceite para freír
  • Sal, pimienta y ajo y perejil picados

Preparación:

Es sencillísimo preparar las milanesas. Procura emplear un corte de carne en forma de filete que no tenga demasiado grosor, pero tampoco muy fino. Digamos de medio centímetro de ancho. Aplástalos un poco y condimenta con sal y pimienta.

Bate los huevos con el ajo y el perejil picado y sumerge los filetes en ellos. Luego reboza con pan rallado y vuelve a colocar en el huevo, para darle una segunda vuelta de pan rallado para que queden bien cubiertas. Mientras tanto, calienta el aceite en la sartén o bien enciende el horno para cocinarlas.

Cuando el aceite esté bien caliente, fríe las milanesas de ambos lados hasta que estén doradas y luego colócalas sobre un papel absorbente. Son ideales para acompañar con patatas fritas, un buen puré de verduras y también unos huevos fritos. Claro está, puedes realizarlas con cualquier cosa que te parezca adecuada: filetes de merluza, pechuga de pollo, calabazas, soja, mozzarella. En fin, este es el punto de partida para que disfrutes de una receta tradicional y deliciosa por donde se la mire.