Ingredientes

Mora

Sweet blackberries isolate on white

La mora es un fruto comestible  que procede de distintas especies botánicas, principalmente del género Morus, el llamado morera o moral y del género Rubus, comúnmente llamado zarza. A la popular mora silvestre, también denominada zarzamora se la conoce como frambuesa negra.

Maduran durante los meses de verano y otoño y se encuentran en estado silvestre en muchas zonas, llanuras, márgenes de caminos, en pendientes y márgenes soleados. Aunque actualmente se cultivan con fines comerciales, por lo tanto es relativamente fácil encontrar moras en mercados especializados.

Características

Se trata de un fruto compuesto por granos agrupados entre sí y va cambiando de color conforme madura. Empiezan siendo verdes, después rojas y por último, cuando están ya maduras son de color negro brillante.

El sabor también varía según las especies, pero por general tienen un agradable y delicioso  sabor dulce con matices ácidos.

Normalmente se consumen frescas, tal como las da el árbol. Aunque cada vez más forman parte de multitud de recetas. Se utilizan como elemento decorativo en muchos platos y se usan para la elaboración de yogurs, mermeladas, helados, tartas, batidos y gelatinas. La mora de la zarza (zarzamora) es muy popular en la preparación de jaleas, pasteles, zumos, vinos y licores.

A la hora de adquirir las moras, hay que elegir los frutos ya maduros, puesto que en casa no van a madurar. Deben guardarse en el frigorífico, donde mantendrán sus óptimas condiciones durante un máximo tres días. Las moras que encontramos en el mercado suelen provenir de Holanda, Italia, Chile y Australia. Cultivadas en España, las más habituales son las procedentes  de Huelva y Asturias.

Las moras tienen un bajo contenido calórico, pero son ricas en sales minerales, sobre todo potasio y vitaminas, especialmente A y C.