Postres y Dulces

Natillas, un postre más que clásico

natillas.thumbnail

Las natillas vaya si son un postre tradicional en toda España y gran parte del mundo hispano. Para aquellos que no las conocen, son una deliciosa combinación de leche, azúcar y huevo. Por más clásicas que sean, no dejan de resultar tremendamente efectivas para cuando quieres preparar un postre que a todo el mundo guste. Por eso mismo, ponerse a preparar natillas es un gran regocijo para tu paladar que anda en búsqueda de algo dulce. Es muy fácil, sólo hay que intentarlo.

Ingredientes:

  • Un litro de leche
  • 200 gramos de azúcar
  • Ocho yemas de huevo
  • Una cucharada de fécula de maíz
  • Algunas gotas de esencia de vainilla

Preparación:

En primer lugar, debes poner a hervir el litro de leche con la esencia de vainilla. Muchas personas gustan también de aromatizar la preparación con algunas otras cosas. Ahí puedes optar, por ejemplo, por piel de naranja o limón, canela o lo que se te ocurra que pueda ir bien. Mientras tanto, debes batir las yemas con el azúcar hasta que se haga una buena mezcla.

Para ese entonces, cuando la leche haya hervido, debes apagar el fuego y dejar que se enfríe un poco. También debes diluir la fécula de maíz con un poco de leche fría. Agrega la leche ya hervida y sin tener una temperatura demasiado elevada para que los huevos no cuajen de inmediato. Por supuesto, debes tener cuidado de colarla previamente si le has puesto alguna vaina de vainilla o una rama de canela, por ejemplo. También añade la fécula de maíz ya hidratada con leche fría.

Pon toda la mezcla de las cosas en una cacerola a calentar y no dejes de revolver ningún momento. De esa manera, los huevos se irán cuajando y la fécula de maíz irá espesando la preparación. Cuando tome una consistencia de crema, sin dejar que los huevos se cocinen demasiado, coloca en moldes y pon a enfriar en el refrigerador.