Ingredientes

Nuez

Depositphotos_28494645_m

La nuez es el fruto del nogal común, árbol que se cultiva, además de por sus frutos comestibles, por su madera, sus hojas aromáticas y por ser ornamental.

Este fruto del nogal es de color verde, redondeado y liso cuando está tierno. Ya madura, la nuez está rodeada de una cáscara dura, rugosa y de color pardo, alojando en su interior cuatro compartimentos donde encontramos las semillas. Son estas semillas la parte comestible del fruto, de sabor dulce, forma irregular, color blanco amarillento y envueltas de un fino recubrimiento pardo amarillo.

Existen distintas variedades de nueces, según el tipo de nogal del que procedan. En América encontramos la nuez del nogal negro y la del nogal gris, pero las más conocidas son las de California aunque tienen menos carne que las producidas en Europa. Las más habitualmente  cultivadas son la nuez común, Parisienne, Hartley, Payne, Franquette y Eureka.

Usos y beneficios de las nueces

La nuez tiene un valor muy importante en la nutrición, pues es rica en vitaminas del grupo B, vitamina C, en proteínas, aceites vegetales, oligoelementos esenciales y ácidos grasos poliinsaturados. Además se le atribuyen propiedades beneficiosas que ayudan a reducir el colesterol. Como dato curioso, saber que antiguamente se creía que la nuez era especialmente beneficiosa para el cerebro, precisamente por su forma, que se asemeja al cerebro humano.

Su uso en la cocina está muy extendido, las nueces forman parte de muchos platos. Pueden consumirse en crudo, solas o acompañando a otros alimentos. Combinan muy bien con la miel, las hortalizas, en platos de pasta y salsas. También forman parte de muchos helados y productos derivados como el aceite de nuez y otros aliños de ensaladas.

La mejor temporada para comprar nueces es en noviembre, cuando están perfectamente maduras y secas. Sería mejor decantarse por las nueces con cáscara, pero una buena opción es  adquirirlas ya peladas y envasadas al vacío.