Pescados y Mariscos

Ortiguillas

ortiguillas.thumbnail

Plato gaditano por excelencia la anémona, u ortiguilla por sus tentáculos irritantes, son una delicia como pocas.

Es complicado conseguirlas ya que son anémonas que están a unos 20 metros de profundidad y por norma general la venta es sólo para restaurantes y bares, aunque si tienes suerte y puedes coger a algún mariscador por los muelles o playas de Cádiz no lo dudes.

Ingredientes:

Ortiguillas

Agua

Vinagre

Harina

Preparación:

Lo primero que hay que explicar es que la anémona tiene una sustancia que irrita la piel. Por lo tanto hay que intentar neutralizar esta sustancia antes de cocinarla para evitar lamentables sucesos en la mesa.

Lo que se suele hacer es lavarlas bien y luego introducirlas al menos 12 horas en una solución de agua y vinagre. El vinagre neutraliza la sustancia y el vegetal lo escupe sin problemas.

Una vez hecho esto observaremos cómo la anémona se ha encogido al perder el agua que contiene. Es el momento de pasarlas por harina, quitar el exceso y freírlas en aceite bien caliente.

¿El sabor?, bueno es un animal que viven en el fondo del mar así que sabe como una espinaca de mar. Deliciosa. Si las podéis cocinar hacedlo y si no podéis cuando vengáis por Cádiz sólo tenéis que pedirlas, plato de gran categoría.

 

  • Jorge

    Hola, tienen un profundo sabor a yodo, a mar, a mucha gente sabores tan intensos no les gusta, pero si te gusta el sabor a mar te garantizo que son buenísimas, sobre todo con esa gran fritura gaditana. Recomendadas. Solo decir que la ortiguilla es una anemona (celentéreos o celenterados) del mismo grupo que medusas, corales, esponjas, etc., no son algas son animales. Gran receta. Saludos

  • Mr. Nadie

    Gracias por los inmerecidos piropos. No sabía que eran animales. Corregido está.

    Gracias por leernos.