Aperitivos

Panecillos de salvado

panecillos-de-salvado.thumbnail

 Estos exquisitos pancitos pueden degustarse solos o como componente de bocaditos rellenos y dulces.

Ingredientes:

– 22 cucharadas de salvado
– 3 cucharadas de levadura
– 5 cucharadas de aceite de maíz
– 450 gramos de harina
– sal, agua

Preparación:

Remojamos el salvado en 18 cucharadas de agua hirviendo. Mientras tanto a parte vamos disolviendo la levadura en un poco de agua tibia. La ubicamos en un recipiente hondo. Adicionamos batiendo permanentemente con una cuchara de madera dos cucharaditas de sal, el salvado remojado, el aceite de maíz y la harina.

Amasamos muy bien, de ser necesario agregamos algo más de harina. Le damos forma de bollo, la masa tiene que quedar consistente pero suave, que no se nos pegue a las manos. Lo colocamos en un recipiente grande previamente aceitado y lo cubrimos con un paño a efectos de permitir leudar en lugar tibio y seco.

Una vez que aumenta de volumen al doble, retiramos el aire con el puño y volvemos a amasar. Dejamos leudar otra vez tapando con un paño durante unos treinta minutos. Luego, retiramos el aire y formamos los panecillos realizando unos bollitos de unos diez centímetros de diámetro aproximadamente.

Los ubicamos encima de un molde forrado con papel de horno y los aplastamos un poco con la mano. Precalentamos el horno a fuego fuerte y los horneamos hasta que queden dorados. Retiramos del horno, dejamos enfriar y servimos. Se pueden conservar congelándolos en bolsas o cubiertos en papel de aluminio.