Ingredientes

Parmesano

parmesan cheese on the wood

El queso parmesano tiene su origen en Italia, concretamente en la provincia de Reggio Emilia, en la diócesis de Parma (de ahí su nombre). Este famoso queso tiene Denominación de Origen y bajo sus especificaciones encontramos la marca “Parmigiano-Reggiano”.

Actualmente se produce también en otras regiones (además de Parma), en Módena, Regio, Mantua y Bolonia.

Se elabora con leche de vaca y se trata de un queso duro, de pasta prensada y color amarillento, que encontraremos en las tiendas en diferentes tamaños y formas.

Usos del queso Parmesano

En la cocina lo podemos utilizar de diversas maneras, rallado, gratinado, a trozos, etc. A veces lo asociamos tan solo al típico queso que condimenta sopas o platos de pasta. Pero es mucho más versátil, es también un exquisito queso de postre, sobre todo si se trata de un parmesano joven, no muy viejo. En Italia lo acostumbran a servir en trozos acompañado de peras o higos, y se toma también como aperitivo.

En virutas, acompaña muy bien a las ensaladas y es tradicional su uso en la presentación del  “carpaccio-bresaola”. Rallado, se utiliza en la elaboración de salsas para pasta.

En cuanto al valor nutricional del Parmesano, como el resto de productos lácteos y derivados de la leche, es muy alto. Es un alimento rico en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Sobre todo en fósforo, calcio y vitamina B2.

Por todo ello, es beneficioso para el desarrollo muscular, mantener los dientes y huesos sanos y mejorar las funciones biológicas del cerebro.