Pasta

Pasta al Radiquio

pasta-al-radiquio.thumbnail

Os traemos hoy una nueva forma de preparar la pasta. Receta sencilla e ideal para la crisis. También variamos un poco de los clásicos macarrones con tomate y queso. En la variedad está el gusto y si además es sabrosa mejor que mejor.

Ingredientes:

Cebolla

Ajo

Vino blanco

Radiquio

Nata

Sal

Pimienta

Pasta

Preparación:

Ponemos, en un recipiente apropiado para cocer pasta, agua a hervir. Cuando rompa el hervor echaremos la sal, también la pasta. Siempre mover con cuchara de palo, nunca de metal.

Mientras que se cuece la pasta iremos dorando la cebolla, cortada bien fina y los dientes de ajo. Luego echamos el vino blanco y el radiquio. Estas hojas rojizas son fáciles de encontrar en grandes superficies. Cuando estén doraditas le añadiremos la nata y salpimentamos.

Cuando la verdura esté bien ligada con la nata hay que mirar la pasta. Escurriremos la pasta pero nunca usando un escurridor. Hay que quitarles el agua a pulso y siempre dejando un poco (muy poco), sólo entonces le añadimos un chorrito de aceite y removemos bien. Así nos quedará brillante.

Una vez dado este paso servimos en los platos, coronamos con la verdura. El resultado es como una especie de carbonara pero sin grasa (exceptuando la nata). Maridaje con blanco o con rosado. El Lambrusco sería perfecto.