Pasta

Pasta gratinada

Gratin with pasta

Nada más sabroso que comer un buen plato de pasta. Generalmente, en base a ella podemos constituir todo un plato completo y que tenga muchos ingredientes de nuestro agrado. En este caso, la versión propuesta consiste en gratinar la pasta de tu preferencia con salsa bechamel y queso rallado, entre otras cosas. El horno caliente terminará de hacer el resto y te otorgará un plato fabuloso para disfrutar en cualquier instante.

Ingredientes (para cuatro personas):

  • 400 gramos de pasta (espaguetis, macarrones, etc.)
  • Salsa bechamel
  • Queso rallado
  • Mantequilla
  • Lonchas de jamón cocido
  • Sal y pimienta

Preparación:

En primer lugar debes cocer la pasta hasta que esté al dente. Cuela y resérvala. Luego prepara una buena salsa bechamel que emplearás en la preparación final. Es simple: primero mantequilla, luego echas el harina sobre ella, remueves y vas agregando leche hasta que tome el espesor que gustes. Si la deseas más espesa, más harina. Si la deseas más ligera, más leche.

Enmanteca una fuente para horno y coloca la pasta cocida. Cubre con la salsa bechamel, añade sal y pimienta y unas buenas dosis de jamón cocido picado. Ya, para ese entonces, debes tener el horno precalentado bien fuerte. Cubre la pasta con el queso rallado en abundancia y pon algunos dados de mantequilla sobre ella para que gratine mejor.

Coloca la fuente en el horno para gratinar. Te llevará unos 10 o 15 minutos. La idea final es que el queso quede derretido y bien dorado. Ese precisamente será el momento de servir y disfrutar esta exquisita receta con pasta.