Carnes

Patatas con costillas

patatas-con-costilla.thumbnail

El más clásico, quizás, de los estofados. Patatas con costillas de cerdo, ideales para el frío y para asentar los estómagos más delicados.

 Ingredientes:

4 patatas grandes

1 vaso de vino blanco

3 dientes de ajo

1 cebolla

Medio kilo de costillas

1 litro de caldo de carne

Azafrán

Preparación:

Picamos lo mejor posible la cebolla y el ajo. En una sartén disponemos aceite y calentamos. Echamos primero el ajo y luego la cebolla. Debe quedarnos pochada la verdura. Mientras tanto vamos salpimentando las costillas.

Cuando la verdura esté lista pondremos las costillas, deben quedarnos doraditas. Hay que vigilar la cocción ya que si se hacen demasiado nos quedarán duras. Echamos entonces el vaso de vino blanco.

También añadimos el azafrán y el litro de caldo. Calentamos hasta que hierva el caldo y metemos las patatas troceadas. Bajamos el fuego y esperamos unos veinte minutos. Cuando las patatas estén blanditas el plato estará listo.

En ese momento rectificamos de sal y dejamos reposar unos minutos antes de servir. El plato aporta pocas calorías pero sí calor y proteínas lo que le convierte en un perfecto aliado para todo tipo de dietas.

El maridaje, a pesar del vino blanco de la receta, es perfecto con tintos. El plato no puede ser ni más clásico ni más económico. Toda una joya de nuestra gastronomía. No se puede ofrecer más con menos ingredientes, magnífico.