General

Paté express

pate-express

Este paté cumple 2 requisitos importantes: es rápido de hacer y es muy rico; lástima que hay que esperar 2 días para lograr el punto exacto. Pero créeme: vale la pena. Es práctico y con un toque de alta cocina.

Ingredientes

400 gramos de paté (el de mejor calidad, si es francés mejor)
25 gramos de gelatina sin sabor
½ taza de agua fría
¼ litro de caldo de verduras caliente
2 cucharadas de coñac
2 cucharadas de jerez
4 cucharadas de marsala
½ taza de nata
Sal y pimienta a gusto

Preparación

Abre la lata de paté y retírale la capa de grasa que seguramente lo recubre. Tamízalo en un recipiente y  reserva. Por otro lado pon la gelatina sin sabor con la media taza de agua fría y mezcla.
Coloca el caldo caliente en un recipiente y agrega la gelatina remojada, revuelve bien hasta que se incorpore totalmente la gelatina. Reserva. Añade al paté el coñac, el jerez y el marsala; mezcla bien. Agrega el caldo a la preparación anterior, mezcla con un batidor de alambre hasta que se integre bien el paté. Condimenta con sal y pimienta a gusto, y lleva el recipiente a la heladera hasta que esté firme. Retira de la heladera y bátelo hasta que este cremoso.

Por otro lado bate la nata, por cierto tiempo pero que no llegue a estar firme. Añade la nata al paté batido, mezcla. Toma un molde de budín y humedécelo con agua; vuelca el paté en él.

Vuelve a llevarlo a la heladera y déjalo allí por dos días; vale la pena ya que los vinos que contiene el paté tienen que estabilizarse. A los 2 días, para poder desmoldarlo pasa el molde por agua caliente unos segundos. Inviértelo sobre la fuente donde lo vas a servir y llévalo a la heladera hasta el momento mismo de servirlo a tus comensales.

Acompáñalo con unas tostaditas.