Carnes

Pechuga rellena

pechuga-rellena

Nada más rico y fácil que un buen pollo; la propuesta de hoy tiene un toque distinto ya que tiene un relleno muy sabroso con diversos aditamentos como jamón, tocino y queso. El ingrediente infaltable es la mostaza que aunque esté en poca cantidad le aporta un sabor picante que es único.

Ingredientes:

  • 6 pechugas de pollo
  • Orégano a gusto
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Sal y pimienta a gusto
  • Jugo de limón
  • 1 cebolla
  • 1/2 morrón
  • 125 gramos de jamón cocido
  • 125 gramos de tocino ahumado
  • 1/2 taza de queso rallado
  • 1 cucharada de perejil
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Mostaza a gusto
  • Manteca cantidad necesaria
  • Vino blanco a gusto

Preparación:
Usamos 6 pechugas para 6 personas, si quieres hacer la receta para menos personas, compra según el número que éstas sean. Comienza condimentado con sal, pimienta, orégano y pimentón las pechugas de pollo. Rocíalas con jugo de limón, deja descansar un rato. Corta la cebolla y dórala en una sartén con un poco de aceite, agrega el morrón picado, revuelve y cocina un tiempito más; retira del fuego.
Pica el jamón cocido y el tocino. Añádelas a la sartén junto al queso rallado, el perejil picado, el pan rallado, el huevo y la salsa de soja. Mezcla bien y sazona con sal y pimienta a gusto luego quita de las pechugas la grasa y pellejos que tenga. Ábrelas con un cuchillo filoso, formando una especie de bolsillo.
Ahora sí, rellena las pechugas, abriendo bien el “bolsillo”. Sujeta con un escarbadientes.
Acomódalas en un molde para horno, y úntales un poco de mostaza sumada a una pizca de azúcar negra, si tienes. Rocíalas con mantequilla derretida y llévalas a un horno moderado durante 25 a 30 minutos. Durante la cocción báñalas con un poco de vino blanco.

Recomendación:
Adereza las pechugas cocidas con una rica salsa.

Aquí te dejo 2 opciones:

Salsa mostaza
Usa el fondo de la cocción anterior (ese juguito que queda en el molde luego de la cocción del pollo), y mézclalo con 1/2 cucharada de mostaza, 1 cucharada de almidón de maíz y 1/2 taza de caldo. Pon la preparación al fuego un rato y añade 3 cucharadas de nata. Mezcla y condimenta con sal y pimienta a gusto.
Rocía cada presa con la salsa y estará pronto.

Salsa de queso
Derrite 25 gramos de mantequilla en una cacerola, añade 1 cucharada de harina, y una cucharadita de mostaza; mezcla bien. Vierte de golpe 1 taza de leche fría, revuelve hasta que hierva y espese. Sigue revolviendo mientras le agregas de a puñaditos el queso rallado Gruyére. No agregues más queso hasta que no se haya fundido la porción anterior, sigue así hasta haber puesto 1 taza de queso rallado. Condimenta con sal y pimienta a gusto.
Adereza con esta salsa cada pechuga en el momento de servir.