Cócteles y Bebidas

Pequeñas soluciones usando el congelador

pequeaas-soluciones-usando-el-congelador

Si usamos de un modo racional el congelador o freezer y nos acostumbramos a hacerlo, encontraremos soluciones a pequeños problemas y ahorraremos tiempo y trabajo. Hay muchos trucos que se pueden hacer congelando restos de cosas que nos van quedando, y que les podemos dar usos diversos.

Un ejemplo que no acostumbramos mucho a usar es el vino. Cuando nos queda un pequeño resto, simplemente lo congelamos. Hay muchas salsas en las que se usa vino, y esa pequeña cantidad es justamente la necesaria.

Lo mismo ocurre con el té. Un truco interesante es congelarlo con unas hojas de menta. Cuando vamos a tomar un te helado, agregamos estos pequeños cubos.

Con los zumos de fruta también podemos hacer lo mismo. Si congelamos zumo de naranja, cuando preparamos uno fresco, simplemente le agregamos los cubos congelados.

En lo personal, cuando preparo zumo de limón, siempre lo hago. Como lo uso mucho para la limpieza, solo tengo que dejarlo descongelar, y no tengo que preparar zumo cada vez que lo necesito.