Pescados y Mariscos

Pescado a la sal

pescado-a-la-sal.thumbnail

 La sal es conocida como el oro blanco, sin ella casi nada tendría sentido. La sal representa un elemento imprescindible en cualquier elaboración gastronómica. Estos pequeños cristales más o menos finos son sin dudas la sal de la vida. Veamos una simple receta empleando la sal.

Ingredientes:

– Dos o tres besugos medianos
– 500 gramos de sal gruesa
– Dos cucharadas de ralladura de limón o naranja
– una clara de huevo
– dos morrones verdes y uno rojo
– una cebolla morada
– pimienta, aceite de oliva, tomillo

Preparación:

Combinamos la sal gruesa con dos cucharadas de tomillo, dos cucharadas de ralladura de limón, pimienta y la clara de huevo. Ubicamos el pescado en una fuente para horno previamente aceitada y sobre papel manteca. Cubrimos con la mezcla de sal y llevamos a horno fuerte por espacio de quince o veinte minutos.

Entre tanto, elaboramos la siguiente preparación como acompañamiento: lavamos bien y cortamos los tres morrones y la cebolla morada en aros finos. Las colocamos en la fuente junto al pescado y las rociamos con un poco de aceite de oliva. Podemos agregar un poco de orégano a esta combinación.

Transcurrido el tiempo mencionado de horno, rompemos y desechamos toda la costra de sal. Servimos enseguida y podemos agregarle también algunas verduras asadas.